Esta semana será la última de Herrerín como integrante de la plantilla del Athletic. El portero ya solo volverá a Lezama de visita porque este verano arrancará camino en otro club. «Ha sido un año duro y el peor para buscar una salida. Ha habido más cosas de las que se pueden saber. En verano el club tenía claro de que no iba a seguir aquí y en invierno hablé y sabían que si había algo interesante lo aceptaría, pero no iba a coger lo primero que me viniese. He trabajado y entrenado para ayudar por si el entrenador me necesitaba», dijo. El portero apuntó que «no tengo nada cerrado. Después del partido con el Real Madrid y mi despedida me llamaron varios equipos. Ahora tocará sentarme para ver qué es lo que me ilusiona y poder ser feliz en otro sitio».

Herrerín (33 años) pone fin a ocho temporadas en el Athletic y 119 partidos. «Me quedo con todo. .Desde el día del estreno en San Mamés al día de mi debut como local, que fue en Anoeta, a los compañeros que tengo, a la final de Copa…Sentirte querido dentro de un vestuario y que todos te reconozcan juegues o no es con lo que me voy tranquilo a casa», explicó.

El guardameta, que ha tenido experiencias como cedido en Numancia y Leganés y también tuvo un paso por el segundo equipo del Atlético recalcó que «el Athletic ha sido mi vida y el club en el que he querido jugar desde que era un niño. Por cuatro energúmenos no puedo censurar a toda una afición, que me ha tratado muy bien y hay que ser agradecido. El Athletic, la afición, sus jugadores y el club es lo más grande que he tenido hasta ahora. He disfrutado de partidos en Europa, de partidos con San Mamés lleno, de una final de Copa… y no lo cambiaría por nada.»

Camino del adiós en la entidad, Herrerín repasó su competencia con Iraizoz, Kepa o Simón. Tiene claro que le va la competencia. «Las mejores temporadas de Iraizoz fueron conmigo detrás; la mejor de Kepa también, con Simón pasó lo mismo el año pasado. A Kepa y Unai (Simón) les vacilo y les digo que les aprieto y les llevo a la selección«, comentó.

Esta semana será la última de Herrerín como integrante de la plantilla del Athletic. El portero ya solo volverá a Lezama de visita porque este verano arrancará camino en otro club. «Ha sido un año duro y el peor para buscar una salida. Ha habido más cosas de las que se pueden saber. En verano el club tenía claro de que no iba a seguir aquí y en invierno hablé y sabían que si había algo interesante lo aceptaría, pero no iba a coger lo primero que me viniese. He trabajado y entrenado para ayudar por si el entrenador me necesitaba», dijo. El portero apuntó que «no tengo nada cerrado. Después del partido con el Real Madrid y mi despedida me llamaron varios equipos. Ahora tocará sentarme para ver qué es lo que me ilusiona y poder ser feliz en otro sitio»

Herrerín (33 años) pone fin a ocho temporadas en el Athletic y 119 partidos. «Me quedo con todo. .Desde el día del estreno en San Mamés al día de mi debut como local, que fue en Anoeta, a los compañeros que tengo, a la final de Copa…Sentirte querido dentro de un vestuario y que todos te reconozcan juegues o no es con lo que me voy tranquilo a casa», explicó.

El guardameta, que ha tenido experiencias como cedido en Numancia y Leganés y también tuvo un paso por el segundo equipo del Atlético recalcó que «el Athletic ha sido mi vida y el club en el que he querido jugar desde que era un niño. Por cuatro energúmenos no puedo censurar a toda una afición, que me ha tratado muy bien y hay que ser agradecido. El Athletic, la afición, sus jugadores y el club es lo más grande que he tenido hasta ahora. He disfrutado de partidos en Europa, de partidos con San Mamés lleno, de una final de Copa… y no lo cambiaría por nada.»

Camino del adiós en la entidad, Herrerín repasó su competencia con Iraizoz, Kepa o Simón. Tiene claro que le va la competencia. «Las mejores temporadas de Iraizoz fueron conmigo detrás; la mejor de Kepa también, con Simón pasó lo mismo el año pasado. A Kepa y Unai (Simón) les vacilo y les digo que les aprieto y les llevo a la selección«, comentó

Y se detuvo en la temporada de Simón, que ha contado con más errores que la anterior y ha generado dudas alrededor del rendimiento del actual portero titular de la selección. Herrerín se pone al lado del de Murgia. «Unai (Simón) me parece un portero espectacular. El año pasado lo hizo a un nivel altísimo y cuando no lo haces igual de bien empiezan las críticas. La portería de San Mamés pesa y me sientan fatal las críticas destructivas hacia Unai. Hay que apoyarle porque va a volver a su mejor nivel y sé que lo va a demostrar«.

El epitafio a su trayectoria en el Athletic le ha llegado tras varios meses sin minutos, aunque insistió en que durante todo este tiempo ha sentido el reconocimiento. Y avanza que está con ganas de demostrar que tiene carrera por delante. «He tenido de todo. Cuando juegas siempre te sientes más valorado, pero de un tiempo atrás aquí me he sentido querido y bastante valorado. He tenido palabras de agradecimiento de muchos compañeros y algo bueno habré hecho, es con lo que me quedo.Tengo ganas para regalar. Nunca he tenido sensación de dejadez. Estoy deseando empezar de cero en otro sitio y volver a demostrar las ganas de competir que tengo. Mis ganas de competir es lo que me han llevado a ser lo que soy y quiero competir de tú a tú con el que sea«, recalcó.