Ante la primera semana complicada de la temporada para el Real Madrid con el estreno en Champions (ante el Shakhtar Donetsk, miércoles 21, 18:55 horas) y el Clásico asomándose el sábado 24 (16:00 horas), Zinedine Zidane planea hacer varios cambios en el once que se enfrente este sábado al Cádiz. Pese a mantener grabada su máxima de que todos los partidos son importantes, sabe de primera mano que el encuentro de la máxima competición europea es importante para comenzar con buen pie y eliminar fantasmas del pasado, mientras que el Clásico se presenta como uno de los primeros exámenes para conocer la solidez del proyecto de esta temporada. A continuación, tendrá que viajar a Milán para medirse al Inter…

Uno de esos cambios afecta al lateral derechoA las lesiones de Carvajal y de Odriozola, se une la posibilidad de que Zidane decida dar descanso a Ramos (190 minutos en tres partidos con la Selección española) o a Varane (180 minutos con Francia). De ser así, Nacho pasaría a ocupar una de las dos plazas en el eje de la zaga, mientras que Lucas Vázquez entraría en el flanco derecho. Algo que el entrenador francés ha estado probando estos días en Valdebebas. De esa manera, el jugador gallego volvería a actuar en un puesto que no es el habitual suyo, pero en el que ya ha jugado en determinadas ocasiones: 11 en total, de los que acabó el encuentro en seis ocasiones (el 54,54%).

El primer entrenador madridista en situarle en dicha demarcación fue Rafa Benítez en un encuentro de Liga ante el Eibar. Lucas era suplente y entró al campo por Benzema. Pero una lesión de Carvajal a escasos cinco minutos para el final, hizo que el técnico le mandara ocupar esa demarcación. Repetiría días después en el partido de Copa ante el Cádiz, donde el Madrid quedaría eliminado de la competición por alineación indebida de Cheryshev. Pese a contar con Arbeloa (ese día jugó por el lateral izquierdo), el entrenador madrileño apostó por el de Curtis para la banda derecha. El gallego estuvo más que correcto en su estreno como titular en esa posición, algo que hizo que, tres días después, volviera a repetir puesto ante el Getafe en Liga. Los blancos se impusieron 4-1.

Lucas no volvería a actuar como lateral derecho hasta 2018, cuando tuvo que jugar en dicha demarcación ante el Bayern Múnich. Al igual que le sucediese en 2015, una lesión de Carvajal hizo que ante el Málaga Nacho actuase como lateral diestro. Marcelo cayó lesionado y Zidane se vio obligado a recomponer la zaga: Nacho se cambió de banda y Lucas, que actuaba como interior por la banda derecha, bajó al lateral. Frente al Bayern se graduó con dos grandes actuaciones. Cerró su banda (Alaba y Ribèry eran sus rivales directos) y cumplió ante los alemanes en un exigente partido. Ahora Zidane puede volver a tirar de sus servicios como ya hiciera en el tramo final de la pasada campaña. El gallego fue lateral diestro en dos encuentros: ante el Alavés (2-1) y el Leganés (2-2, en el último partido de la campaña) disputó los 90 minutos de partido. La tercera ocasión fue ante el Villarreal (2-1, partido en el que los blancos se proclamaron campeones de Liga), pero apenas disfrutó de seis minutos. Su balance es de cinco victorias, tres empates y otras tres derrotas. Una de ellas ha sido la última vez en la que actuó de lateral: fue en el encuentro de vuelta ante el Manchester City el pasado mes de agosto. Jugó apenas siete minutos. Ante el Cádiz podría regresar al lateral… a no ser que Zidane disponga de otra idea: colocar a Ferland Mendy (jugó 45 minutos ante el Eibar en el regreso de la competición liguera para dar descanso a Carvajal en la banda derecha). Además, el francés viene de jugar en esa posición con su selección ante Croacia…