Los problemas físicos han vuelto a hacer acto de presencia. Iker Muniain y Yeray Álvarez trabajan al margen del grupo desde ayer lunes por culpa de unas molestias físicas. El central no termina de quitarse las molestias que arrastra en el tendón rotuliano izquierdo y que ya le dejaron fuera al inicio de la pretemporada. Parecía recuperado, pero estas aparecieron de nuevo en el último amistoso disputado en Suiza. Fue al intentar sacar un balón ante Haaland en el área pequeña. El capitán, por su parte, se trata de una dolencia en la musculatura isquiosural de la pierna izquierda. Ambos están recibiendo tratamiento de fisioterapia, tal y como ha informado el club.

Sin embargo, se espera que estas dolencias vayan remitiendo y confían en que puedan estar presentes en el duelo del sábado frente al Unión Berlín. Un amistoso en el que todo apunta a que Marcelino seguirá contando con un exceso de jugadores en la plantilla. Un problema que viene teniendo desde el primer día y que solo se resolverá cuando haya movimiento en el mercado.

La enfermería la completan Nolaskoain, Kodro y Córdoba. Todos ellos son descartes de Marcelino, por lo que lo normal es que no vuelvan con el grupo mientras se les busca una salida. Yuri se encuentra en su domicilio, a la espera de iniciar el proceso de rehabilitación posterior a su operación de pubis. El que podría jugar este mismo sábado es De Marcos, que todavía no se ha estrenado en esta pretemporada y ya trabaja con el resto de sus compañeros.