El Real Valladolid empieza a acelerar la salida de sus jugadores. De esta manera, el club ha comunicado que Víctor García, uno de los jugadores con más proyección del Promesas, ha renovado su contrato hasta 2023 y se irá cedido esta campaña al Sabadell, equipo recién ascendido a Segunda, con el que ganará continuidad en una categoría superior. Y es que el valenciano, nacido en 1997, llegó la campaña pasada procedente del Deportivo y jugó con el equipo de Javi Baraja 27 duelos, 24 de ellos como titular, marcando cuatro goles.

Además, el valenciano debutó en Primera en su ciudad, precisamente, en Mestalla, donde jugó como titular y anotó el 1-1, antes de ser cambiando en un partido que terminó 2-1. El extremo también jugó media hora en Ipurua en la penúltima jornada. De esta manera, la dirección deportiva empieza a dar salida a jugadores que desea ceder o rescindir, como a Antoñito.