Visita el Barcelona el Benito Villamarín con el morbo de ver a Quique Setién en el banquillo azulgrana, con todo lo que ello conlleva, pero también con mucho pasado, presente y también futuro culé en las filas verdiblancas. Empezando por el técnico que se sentará de local, Joan Francesc Ferrer Rubi. Rubi llegó para ser segundo de Tito Vilanova en el Camp Nou, pero acabó junto al argentino Gerardo Martino por una recaída en la grave enfermedad del primero. Se marchó al concluir la 2013-14.

Dos años más que él duraría allí Marc Bartra, crecido en la Masía desde 2002, cuando tenía 11 años, hasta debutar con el primer equipo azulgrana en 2010, gracias a Pep Guardiola. En 2016, tras toda una vida como barcelonista, se marchó al Borussia Dortmund. Cristian Tello llegó a la fábrica blaugrana más tarde, como juvenil, en 2010, y compartiría vestuarios con Marc pero para vivir varias cesiones desde 2014: al Oporto y dos veces a la Fiorentina italiana. En 2017, meses antes que su compañero de promoción, se iría a Heliópolis. En los juveniles del Barça, aunque algo más joven que los otros dos, jugaría asimismo Álex Moreno en la 2011-12.

Eso en cuanto al pasado barcelonista. Pero también hay presente, o más bien futuro inmediato. Carles Aleñá acaba de llegar del Camp Nou sin opción de compra para jugar estos meses en Heliópolis y volverse en junio. No se descarta que más pronto que tarde se marche allí también el lateral brasileño Emerson, al que ficharon los dos clubes en una operación conjunta y está cedido en el Betis en principio hasta junio de 2021. Su progresión puede adelantar su viaje a Barcelona.

 

También habrá recuerdos en la otra orilla. Quique Setién y sus ayudantes (Eder Sarabia, Fran Soto y Jon Pascua) no son los únicos integrantes de la plantilla barcelonista que hasta hace sólo unos meses se encontraban en el Betis. El verano pasado se marchaba a Can Barça el lateral zurdo Júnior Firpo, a cambio de 18 millones de euros más unas importantes variables que de momento están por cumplir.

El hispano-dominicano no ha comenzado bien su andadura en el Camp Nou, donde hasta el momento ha disputado únicamente 890 minutos esta campaña, 594 de Liga, 180 en Liga de Campeones y 116 en Copa del Rey. En el campeonato de la regularidad no juega desde la jornada 16º, cuando completó los 90 minutos en casa ante el Mallorca.