Tiago (39 años) va a iniciar su carrera como entrenador principal esta temporada. El luso formó parte de la plantilla rojiblanca durante siete temporadas en las que jugó 228 partidos entre todas las competiciones en los que marcó 19 goles y dio 14 asistencias. En el verano de 2017 decidió colgar las botas y prepararse para ser técnico. Su primera experiencia fue como segundo ayudante de Simeone en el Atlético y después dirigió a la selección sub-15 de su país. La próxima temporada tendrá su primera oportunidad en los banquillos como entrenador jefe llevando las riendas del Vitória Guimarães, de la Primera División lusa. Al ser un novato en estas labores ha querido rodearse de gente de su confianza y ha decidido mirar a su club más querido: el Atlético de Madrid.

En el club colchonero ha conseguido reclutar a dos piezas importantes: José Luis Sánchez Vera y Carlos Menéndez. El primero estaba en la estructura del club desde hace cinco años, siendo primero analista y posteriormente el míster del Atlético Femenino desde junio de 2018 hasta octubre de 2019, cuando presentó su dimisión y pasó a desempeñar otras tareas. Con las féminas ganó la Liga y fue subcampeón de Copa en su primera campaña. Ahora, tras dejar definitivamente la entidad, como anunció el pasado día 3 de agosto, pasará a ser el segundo entrenador de Tiago en el conjunto portugués. Pero antes de marcharse dejó un mensaje de agradecimiento dando “infinitas gracias a un club que me ha valorado como persona y como profesional desde el primer día y hasta el último, un club al que siempre tendré mucho que agradecer”. Además, también se acordó de la afición colchonero: “Gracias especiales a todos los que son verdaderamente el Atlético de Madrid, sus aficionados…”

El segundo era parte importante de la preparación física del primer equipo, ya que se trataba de la mano derecha del Profe Ortega. Tras estar a la sombra del uruguayo, ha optado por ser el jefe de la preparación física del Vitória, trabajando mano a mano con Tiago. El propio Menéndez ha confirmado su marcha hoy con un mensaje en sus redes sociales: “Quiero comunicar que cambio de vías mi camino a un nuevo lugar, quiero desear a todos los atléticos la mayor de las suertes, agradecer el camino andado y la maleta llena de experiencias de vida, conservar mi corazón atlético y el de los míos, lleno de emociones y sentimientos que no podría explicar nunca con palabras. No quiero que jueguen por cosas importantes, ¡quiero que las ganen! Gracias«.