Thomas Partey está muy cerca de renovar con el Atlético de Madrid. La margarita que deshojaba el ghanés, de 27 años, parecía que le aproximaba a la Premier, concretamente a un Arsenal muy insistente en su fichaje, pero ahora el medio está más convencido de continuar a las órdenes de Simeone. El club del Metropolitano, donde el pesimismo iba venciendo según pasaban las semanas, le ofreció más del doble de su sueldo (y subir la cláusula de rescisión a 100 millones) y el futbolista, según adelanta Ghana Soccernet, está a punto de firmar.

El canterano, con el actual contrato, tiene un precio de 50 millones de euros que le convierte en una ganga para los clubes de la Premier. No sólo el Arsenal le tiene en su agenda, pero sí ha sido el más insistente. Y el mediocentro no ha sido tajante con respecto a su futuro. Incluso su padre ha deslizado en alguna ocasión que en Inglaterra sería más valorado. Pero el Atleti sí cuenta con él y por eso le hizo una oferta en otoño sobre la que ha meditado durante meses.

El futbolista está en el mejor momento de su carrera. En el Atlético es el tercer jugador más utilizado por Simeone, tras Oblak y Saúl, y como consecuencia de su buen rendimiento le pretenden muchos grandes de Europa. Sin embargo, su ficha es actualmente de las inferiores de la plantilla (la 16ª más alta). Si no cambia de opinión y firma, eso se corregirá y seguirá siendo una de las piezas importantes de un proyecto de Champions —algo que el Arsenal no puede darle, por ejemplo—, pero mejor valorado económicamente.

El ghanés ha jugado 183 partidos de rojiblanco, pero 87 de ellos han sido en las dos últimas temporadas, evidencia de su crecimiento y de la relevancia que tiene en el grupo, prácticamente al nivel de Koke y Saúl, criados los tres en la cantera. Su actual contrato expira en 2023 y, ahora sí, ya hay un gran optimismo por la idea de Thomas no saldrá este verano. Y la dirección deportiva celebra que no salgan futbolistas importantes.