En circunstancias normales, el derbi valenciano se habría disputado el 13 de marzo en Mestalla. La pandemia paralizó el mundo y, en consecuencia, las competiciones deportivas suspendieron su actividad. Prácticamente tres meses después…