Roberto Soldado y el Levante han llegado a un acuerdo verbal para que el delantero valenciano defienda la camiseta granota hasta junio de 2023. El jugador, que era uno de los deseos de Paco López para reforzar la delantera de cara a la próxima campaña, ha dado el sí y en breve se oficializará el acuerdo.

El delantero del Granada deberá abonar una cantidad superior al medio millón de euros para desvicularse de la relación laboral con el conjunto nazarí. Pese a que tenía contrato hasta junio de 2022 ha preferido cambiar de aires y volver a su casa para dar los últimos coletazos en el mundo del fútbol.

Según asegura COPE Soldado ya ha hablado con Paco López para darle el sí definitivo y desde el club se asegura que la operación está cerca de cerrase de forma definitiva. Soldado va a acabar su carrera habiendo jugado en tres equipos diferentes de la Comunitat en Primera División. Lo hizo en el Valencia, en el Villarreal y ahora pretende cerrar la trilogía en el Levante.