Morata ha querido despedirse del Atlético antes de que se haga oficial su cesión a la Juventus. Eso sí, no acudió a la sesión vespertina de entrenamiento de este martes porque tenía previsto viajar a Turín, donde pasó reconocimiento médico y se encuentra junto a su familia. El delantero llegará cedido al club italiano por 10 millones de euros más una opciónde recompra de 45.

«Queridos Atléticos, jugar en el Atlético de Madrid ha sido una de las mejores cosas que me ha pasado en la vida. Los que me conocen, saben que siempre tendré mi abono en el metropolitano. Quiero daros las gracias por estos dos años increíbles en los que he vivido momentos que nunca olvidaré y en los que me he sentido como uno más desde el momento en que llegué. Luchar por estos colores ha sido un auténtico orgullo y celebrar goles con esta camiseta es un sueño cumplido. Es un club tan grande porque su gente es la que lo hace tan grande. En mi memoria quedarán para siempre grabadas, todas esas noches históricas que cualquier futbolista soñaría con vivir. En mi corazón, siempre habrá un sitio para vosotros. Gracias @atleticodemadrid».