José Luis Gayà y Rodrigo Moreno ‘sobreviven’ en la lista de Luis Enrique pese a los malos tiempos que corren en el Valencia. Dos referentes, con distintos destinos. En el caso del lateral valenciano, el club le ha dado galones de primer equipo y le ofrecerá una renovación al alza para situarle en el tope salarial de la plantilla, cifrado en 2,8 millones. El hispano-brasileño, por su parte, en los planes del asturiano desde que tomó el cargo de seleccionador, está en el mercado.

Gayà, con contrato hasta 2023, ampliará su vinculación con el conjunto ché y se codeará con Carlos Soler, Geoffrey Kondogbia y Gonçalo Guedes en el primer escalafón salarial del vestuario. Merecido tras seis temporadas de pleno derecho en el primer equipo, afianzado como uno de los referentes y reforzado por la figura de Luis Enrique, que lo sigue considerando el lateral titular del combinado nacional. Para él, más allá del sentimiento, deportivamente no hay crisis. Siempre rinde.

Con la salida de Dani Parejo, el de Predeguer pasará a ser primera espada en un vestuario que conoce a la perfección y en el que tiene ascendencia y calado. Sus compañeros le respetan y se hace respetar. Javi Gracia lo detectó desde el primer momento y de forma natural le ha cedido el testigo del mando. Gayà será el primer capitán en la 2020-21, y de ahí en adelante.

A sus todavía 25 años, está cerca de los 20.000 minutos en el fútbol profesional en la entidad de Mestalla. Desde que debutó en el filial, en Segunda B a los 16 años, a su estreno en Primera con 18 o la capitanía que alcanza a los 25. Atrás también queda su estreno en Europa, su primera internacionalidad… Queda lejos, pese a su edad. Un one club men.

Todo ha ido más rápido de lo normal en la carrera de Gayà, que siempre ha esperado, pese a todo, paciente su momento. Con el brazalete del Valencia, internacional absoluto, la decisión de Luis Enrique no hace más que ratificar a Gayà como el nuevo referente ché.