Los equipos españoles patrocinados por casas de apuestas podrían jugar en el retorno de la competición con sus indumentarias habituales sin violar norma alguna. Fuentes de LaLiga han confirmado a AS que el BOE derogará en los próximos días el veto a publicitar estas compañías durante el estado de alarma, que finaliza el 21 de junio. Esta decisión adaptaría el fin de esta medida al retorno del fútbol.

De hecho, lo normal, insisten estas fuentes, es que mañana miércoles el Boletín de por concluida esta prohibición entrada en vigor el 1 de abril. El artículo 37 del Real Decreto por el que se regula el estado de alarma fijaba que no se podía hacer ningún tipo de promoción que invitara al juego online (única fórmula de práctica de esta actividad después de que el propio estado de alarma cerrara los locales de juego físicos) desde esa fecha salvo en horarios restringidos, de 1 a 5 de la mañana. La propuesta fue impulsada por el Ministerio de Consumo que dirige Alberto Garzón.

El asunto tenía preocupados a muchos conjuntos de Primera y Segunda por cuestiones operativas (preparación de las indumentarias de juego), pero sobre todo por cuestiones económicas, al no poder lucir durante tres jornadas las marcas de estos espónsors.

De confirmarse esta medida, ocho equipos de Primera División saldrán beneficiados de manera más directa, toda vez que son casas de apuestas los principales patrocinadores de sus camisetas. A saber: Sevilla, Valencia, Osasuna, Levante, Leganés, Alavés, Granada y Mallorca.

Además, varios equipos de la categoría de élite, pero también de Segunda División, podrán lucir publicidad de este tipo de forma secundaria tanto en camiseta (mangas o parte traseras de las indumentarias) como en pantalones.

La medida también afecta a la publicidad estática de los estadios y a la U televisiva en la que se emite, durante los encuentros, publicidad móvil variable. Si el BOE lo anuncia este miércoles por la mañana, en la reanudación de los 45 minutos del Rayo – Albacete ya podrán verse anuncios de casas de apuestas siguiendo las normas actuales.