LReal Sociedad respira tranquila después de que las pruebas PCR realizadas ayer a los jugadores, técnicos y empleados de la primera plantilla hayan dado todas negativo, con lo que el de Mikel Oyarzabal es el único casi del fin de semana, como se esperaba en el seno del club txuriurdin.

El anuncio del positivo por covid-19 de Oyarzabal, pocas horas después de jugar el ’10’ contra la SD Huesca, hizo saltar las alarmas respecto a posibles contagios, aunque en ambas entidades sabían que la posibilidad de que se diesen eran muy escasas. Finalmente, para tranquilidad de todos, no ha habido ninguno, a tenor de los test.

La Real, por tanto, podrá entrenar esta tarde y viajar mañana a Vila-Real, para jugar contra el equipo de Unai Emery, aunque lo hará muy mermada, por las hasta 11 bajas que tiene Imanol Alguacil, entre lesionados, positivos por covid-19 e internacionales.