Último partido de Liga, Real Valladolid-Betis. Minutos antes la agencia de representación de Sergi Guardiola emitía un tuit con vídeo incluido del jugador en el que se parecía despedirse con imágenes de la temporada: «Con vosotros cumplí el sueño de todo niño, jugar y disfrutar en la élite del fútbol español. A vuestro lado he crecido tanto en lo personal como en lo deportivo. Me habéis hecho mejorar en todos los sentidos. #GraciasPucela#»

Han pasado las semanas y el jugador desde la concentración en Marbella analizó la actualidad del equipo y también aclaró el tuit de manera sencilla: «Lo que quise transmitir fue agradecimiento al club que me dio su confianza y que apostó por mí desde el primer momento, cuando las cosas no iban bien en Getafe. Es verdad que se puso en un momento en el que pudo causar confusión, pero en el club y la gente más cercana a mí sabían que era un agradecimiento por haberme dado la oportunidad de lograr el sueño de jugar en Primera División. Si ha habido cualquier mal entendido pido perdón en nombre de mi agencia. En todo momento es un mensaje de gratitud, aquí me siento como en casa y me siento querido. No se trataba de generar ninguna duda ni lo que la gente se haya podido imaginar».

Guardiola habló también del regreso al trabajo y de la fase de preparación que están llevando a cabo estos días: «Estamos bien y con muchas ganas de hacer otra vez una buena temporada y con ganas de que empiece esto ya, eso sí, con todas las precauciones para que no nos afecte la covid19. Las vacaciones han sido cortas comparando con otros años, pero asumimos que sería así, cortas pero suficientes para coger fuerzas y cargar pilas. Hemos vuelto con muchas ganas e ilusión».

Una pretemporada que según explicó el jugador «está siendo buena para adaptarse y conocer a los nuevos, al estar estos días aquí juntos se va estableciendo esa conexión que hace falta y está siendo positiva la estadía en Marbella», eso sí, la situación social con los rebrotes del coronavirus y la incierta fecha de comienzo de competición, mantiene la incertidumbre en los jugadores: «Aún no sabemos qué rival nos toca ni si vamos a tener que empezar en la primera jornada o en la tercera por el calendario que se está programando, aún así nuestra mentalidad está puesta en el inicio liguero».

Las dos últimas campañas han tenido un objetivo claro, la permanencia, y en esta tercera bajo el mando de Ronaldo la idea sigue siendo similar, buscar cada vez una estabilidad mayor en la categoría: «A nivel colectivo lo principal es lograr la salvación, pero con la mente puesta en dar un poquito más. A nivel individual me plateo de nuevo darlo todo, lo máximo que tenga dentro para ayudar al equipo en lo que sea necesario».