Roberto Torres, futbolista del Osasuna, consideró este miércoles «algo excesivo» el resultado de 0-5 en su derrota contra el Atlético de Madrid, pero asumió que «con la pegada» que tiene el conjunto rojiblanco «no perdona».

Con todo, Torres reivindicó el «año muy bonito» de su equipo, «cerca del objetivo» a falta de nueve jornadas para el cierre del curso.

«Creo que hemos empezado bien. Hemos hecho una buena primera parte. El resultado es algo excesivo para lo que se ha visto en el campo. Con la pegada que tienen no te perdonan. Nos vamos jodidos», expuso en declaraciones a ‘Movistar’ tras el encuentro.

«Con 0-1 veíamos que podíamos empatar en cualquier momento, porque estábamos llegando bien al área rival y con ese gol tan tempranero (en el segundo tiempo, el 0-2), te cambian los planes. Hemos tenido paramarcar el 1-2 y habría sido otro partido», declaró.

«Estamos haciendo un año muy bonito cerca del objetivo. Esto tiene que ser una piedra en el camino que nos haga corregir errores. Estamos haciendo un gran año, la distancia que tenemos sobre el descenso es considerable, pero no nos paramos a pensar en eso. Queremos cuanto antes certificarla permanencia, porque creo que sería un mérito tremendo para nuestro equipo y nuestro club», apuntó.