El 2020 ha empezado para todos en el Real Madrid, también para Zidane, que ve en el nuevo año la oportunidad de culminar un poker de títulos que devuelva al equipo blanco el prestigio perdido tras la desastrosa temporada 2018-19. Un reto enorme, aunque el técnico blanco ya sabe cómo hacerlo: en 2017 levantó hasta cinco trofeos (Liga, Champions, Supercopa de Europa, Supercopa de España y Mundial de Clubes).

Supercopa de España

Empiezan pronto las curvas para Zidane y su Real Madrid, pues tras medirse con el Getafe este sábado en el Coliseum Alfonso Pérez (16:00 horas, Movistar LaLiga) viajará a Arabia Saudí para disputar la nueva Supercopa de España ideada por Luis Rubiales, presidente de la RFEF. El miércoles 8 de enero (20:00 horas, Movistar Liga de Campeones) le espera en Yeda el Valencia, al que fue incapaz de vencer en Mestalla el pasado 15 de diciembre; de hecho, Benzema arrancó un empate en la última jugada. Si supera la semifinal, esperará en la final del domingo 12 (19:00 horas) al vencedor del Barcelona-Atlético que tendrá lugar el jueves 9.

Tampoco ha podido ganar el Madrid a ninguno de los dos este curso, aunque la suerte está en que tampoco ha perdido: acabó ambos duelos con empate sin goles y el pasado 18 de diciembre dejó excelentes sensaciones en su visita al Camp Nou. Zidane, además, sabe lo que es ganarle una Supercopa al Barcelona: lo hizo en el verano de 2017, venciendo tanto en la Ciudad Condal (1-3) como en Madrid (2-0).

Copa del Rey
Es el único torneo que se le resiste a Zidane, no figura entre los nueve que ha levantado como técnico del Real Madrid (tres Champions, dos Mundiales de Clubes, dos Supercopas de Europa, una Liga y una Supercopa de España). Y es, de hecho, el torneo que más disgustos ha causado al francés, el que precipitó su marcha tras levantar la Champions en Kiev, al final de la campaña 2017-18. La eliminación blanca en cuartos de final ante el Leganés, que asaltó el Bernabéu (1-2), frustró de tal modo a Zizou que comenzó a barruntar la decisión.

«Para mí es un fracaso, estoy muy decepcionado. Es un palo muy duro, asumo la responsabilidad», dijo tras la derrota; «Hay momentos que te hacen reflexionar y que no olvido», recordó en la rueda de Prensa de su despedida. Un año antes, el Celta le había privado también de levantar la Copa venciendo en el Bernabéu (1-2); el 2-2 de Balaídos no fue suficiente. El Madrid conocerá su rival en la pelea por esta nueva Copa del Rey (a partido único salvo las semifinales) el martes 14 de enero y se medirá con él la semana siguiente.

Liga
Pese a que ha levantado hasta cinco Champions League con el Madrid (tres como primer entrenador, otra como segundo de Ancelotti y otra más como jugador, La Novena), Zidane reitera siempre que tiene ocasión que el torneo que más le llena como técnico es LaLiga. «Es el día más feliz de mi vida futbolística, cuando empieza la temporada sólo piensas en el día a día de LaLiga. No tengo palabras, hasta me gustaría bailar. Por dentro estoy muy, muy contento. LaLiga es la competición más complicada, se demuestra día a día», dijo, exultante, tras llevarse el título 2016-17 en La Rosaleda, en la última jornada.

El Madrid es ahora mismo segundo en la tabla, a dos puntos del Barcelona tras 18 partidos; mantiene incluso las opciones de acabar la primera vuelta como campeón de invierno, si bien debe ganar en Getafe y esperar una derrota del Barcelona en Cornellà-El Prat ante el Espanyol (sábado 4 a las 21:00 horas). Una situación bien distinta a la de las dos últimas Ligas, en las cuales el Madrid llegó a estas alturas prácticamente eliminado de la pelea por el título: el año pasado estaba a diez puntos del Barça; y en la 2017-18, la última de la primera etapa de Zidane, a 13. Aquella dejadez en el torneo de la regularidad fue otro de los motivos que le llevó a abandonar al final del curso.

Champions League
Por paradójico que parezca, es el torneo menos prioritario para el Madrid en este momento, pues se ha llevado cuatro de las últimas seis ediciones. También para Zidane, que sin embargo no sabe lo que es perder una eliminatoria en la Liga de Campeones: ha ganado 12 consecutivas, entre cruces y finales. Pero en el club es el torneo más ansiado, por historia (13 títulos, más que nadie) y por la preferencia del presidente Florentino Pérez, que suele referirse a la Champions como el torneo que te sitúa en el mundo del fútbol. Tras una fase de grupos accidentada, al Madrid le espera el City en octavos de final: el 26 de febrero a las 21:00 horas, la ida en el Bernabéu; y el 17 de marzo, también a las 21:00 horas, la vuelta en el Etihad Stadiumd de Manchester.