Asier Benito, delantero del Eibar, jugará cedido la temporada 2020-2021 en el Numancia, equipo recién descendido a Segunda B, según comunicó el martes el club guipuzcoano. Aunque había interesado a otros clubes, como el Córdoba o UD Logroñésel interés demostrado por el nuevo entrenador del conjunto soriano, el eibarrés Javier Mandiola ‘Manix’, ha convencido al futbolista alavés, de 25 años. Será presentado el miércoles (12.30 horas) en la sala de prensa del estadio Los Pajaritos.

Asier Benito (Amurrio, Álava, 1995) se formó inicialmente en la cantera del Indartsu y Athletic Club, y luego en las del Aurrera de Vitoria, y del Alavés. Militó en el filial babazorro (Alavés B) en Tercera División, y jugó dos partidos con el primer equipo vitoriano en Segunda División. Debutó con el Alavés el 13 de marzo de 2016 en un duelo en El Sadar contra el Osasuna (3-1) en el que sustituyó a Gaizka Toquero.

Retornó luego a Lezama para actuar con el Bilbao Athletic en Segunda B durante dos temporadas (2017-2018 y 2018-2019), en las que marcó 18 goles en 64 partidos.

Al acabar su contrato en el filial del Athletic Club, en julio de 2019 fichó por el Eibar. Tras realizar la pretemporada con el Eibar entrenado por José Luis Mendilibar, fue cedido a la Ponferradina, equipo recién ascendido a Segunda División, en el ejercicio pasado (2019-2020). Con el conjunto de Ponferrada disputó 30 encuentros de liga (siete de ellos como titular) en los que metió dos tantos.

En verano de 2020 volvió a hacer la pretemporada con el Eibar, marcando un gol en el amistoso ante el Mirandés (3-0) en el campo de Atxabalpe, en Mondragón. A pesar de ello no se ha quedado en Ipurua, ya que el club azulgrana dispone de tres delanteros y quiere fichar otro (interesa Rubén Sobrino, del Valencia). Lo mejor para él era ir prestado a un equipo en el que jugara de forma habitual, como el Numancia, que aspira a retornar a la división de plata. El hecho de que el inquilino del banquillo soriano sea Mandiola, quien conoce muy bien al delantero, ha posibilitado la operación.

Asier Benito, José Antonio Martínez, y Roberto Olabe, son los tres jugadores de la entidad eibarresa que estuvieron cedidos la pasada campaña (2019-2020) en otros clubes y que han realizado la pretemporada a las órdenes de Mendilibar. Tras la salida del delantero, todavía falta por conocerse cuál será el destino de José Antonio Martínez (un defensa central que ha sido prestado al Granada las dos últimas temporadas), y Roberto Olabe (el centrocampista fue prestado en el ejercicio 2019-2020 al Albacete en la primera vuelta, y al Extremadura en la segunda vuelta).

Dos circunstancias podrían beneficiar a José Antonio Martínez. El veterano defensa central Iván Ramis se retiró por lesión tras finalizar el pasado ejercicio. Además, Anaitz Arbilla no ha podido disputar ningún partido amistoso este verano por problemas físicos, que también le perjudicaron al final de la anterior liga. Pero la última palabra la tendrá Mendilibar, quien decidirá si el zaguero onubense se queda en el Eibar o se va cedido.

El polaco Damian Kadzior espera adaptarse lo antes posible al Eibar

El Eibar ha realizado dos fichajes esta temporada, el extremo polaco Damian Kadzior (Dinamo Zagreb) y el centrocampista José Recio (cedido por el Leganés). Ninguno de los dos ha sido presentado oficialmente y, por lo que parece, el club azulgrana no tiene ninguna intención de que comparezcan ante los medios de comunicación, ni siquiera virtualmente.

Damian Kadzior fue entrevistado en inglés el martes por los medios oficiales del Eibar, que difundió sus declaraciones a través de las redes sociales de la entidad. Y el miércoles volverá a hacer algo similar con José Recio. Así, los medios de comunicación no disponen de imágenes propias de ambos futbolistas con la camiseta azulgrana.

Kadzior espera adaptarse lo antes posible al Eibar, que pagó un traspaso de dos millones al Dinamo Zagreb, según la prensa croata. El extremo zurdo, que juega habitualmente en la banda derecha, está feliz de sus primeros días en la disciplina eibarresa. «Estoy muy contento de haber fichado por el Eibar. Los primeros días son muy importantes para un nuevo jugador. Para mí todo está bien. Hay una buena organización, y buenos campos de entrenamiento. Eso es lo más importante, porque yo vine aquí para jugar al fútbol. Es muy importante el contacto con el equipo y con los compañeros. Estoy centrado en entrenar cada día y adaptarme tan pronto como sea posible a mi nuevo equipo. Cada día me va a ir mejor, estoy seguro», afirmó.

Se informó sobre su nuevo destino antes de aceptar la oferta azulgrana. «Antes de venir al Eibar, pregunté a varias personas por el club. Además, leí en Internet, vi vídeos del equipo en YouTube y analicé su juego. Sentí que soy una persona similar al club. Me gusta estar siempre con la gente. Para mí la familia es la cosa más importante que hay en mi vida. Me he sentido muy bien los primeros días en el Eibar. No ha habido problemas. Espero que todo siga como hasta ahora. Espero mostrar mi mejor imagen en el campo», indicó.

Explicó que la forma de jugar de los entrenados por Mendilibar es diferente a la del Dinamo Zagreb (donde actuó las dos últimas campañas), aunque encontró similitudes a sus anteriores experiencias en el fútbol polaco. «Antes de venir, yo sabía cuál era el juego del Eibar. Cuando escuché que había un interés por mí por parte del Eibar, yo sabía que tenía un estilo un poco diferente de juego que yo he empleado en el Dinamo Zagreb. Pero cuando analicé el juego que realicé de centrocampista en mis anteriores clubes, en Polonia, yo jugué de forma similar al que ahora practica el Eibar. Seguro que habrá ideas diferentes, pero cuando eres un futbolista inteligente, una persona lista, lo que quieres es aprender nuevas cosas, otras tácticas. Para mí no es un problema el adaptarme a nuevos comportamientos en el césped. Al final, lo más importante es tener confianza en uno mismo y adaptarme lo antes posible al nuevo equipo», resaltó.

Cuando fue preguntado por sus características como jugador, dio una pincelada sobre sí mismo. «En las últimas 5 ó 6 temporadas he sido un futbolista que da asistencias de gol, y que ayuda al equipo a jugar hacia adelante. Pero soy un jugador de equipo, no un futbolista solitario en el campo. Soy bueno corriendo y cruzando la banda, dando asistencias de gol en el Dinamo. Creo que tengo un buen golpeo de balón. El Eibar tiene un estilo diferente de juego al de mi anterior equipo y tengo que adaptarme a él», insistió.