El Betis tiene previsto firmar antes del final de esta semana, justo antes de la vuelta de LaLiga con el derbi sevillano, la renovación de Loren Morón hasta 2024. Las dos partes han llegado a un acuerdo al que sólo le falta la oficialidad para ampliar por dos campañas más (era hasta 2022) la vinculación del delantero marbellí, de 26 años, que subió a la primera plantilla verdiblanca en febrero de 2018 y no ha parado de crecer desde entonces.

Loren es esta campaña el Pichichi del equipo verdiblanco, con 11 tantos, nueve en Liga y dos en Copa, y eso que la llegada de Borja Iglesias le ha arrebatado la titularidad durante varios tramos del campeonato. El Betis quiere premiar su rendimiento y subir su estatus salarial en la plantilla, así como consolidar una cláusula de rescisión más alta que ahora superará los 50 millones de euros.

Y es que no han faltado pretendientes durante los últimos tiempos. El pasado verano le quisieron varios equipos ingleses y en invierno tuvo una propuesta interesante del Lokomotiv de Moscú, así como del Barcelona, que se interesó por él cuando conoció la grave lesión de Luis Suárez, antes de fichar al danés Braithwaite. El Betis se asegura un punta que ha demostrado tener gol y, también, un valor de mercado por si tiene que hacer caja ante la crisis del coronavirus.