Héctor Herrera regresa del parón internacional con una lesión grado II del tercio proximal del bíceps femoral de su muslo izquierdo. Y eso que el mexicano no llegó a participar en el encuentro contra Corea del Sur, pero durante un entrenamiento sufrió unas molestias que han derivado en lesión, algo que le impedirá jugar el próximo sábado contra el Barcelona (21:00). El Atlético confirmó el alcance de la lesión que ya había adelantado el cuerpo médico de su equipo nacional.

Una baja importante para el equipo que se suma a la de Luis Suárez tras su positivo por coronavirus y también para el jugador, que tendrá que parar en su mejor momento como rojiblanco por varias semanas. Herrera encadenaba cuatro partidos consecutivos como titular y había conseguido dar el salto tras comenzar la temporada en la rampa de salida y sin participar en los dos primeros partidos. El club le buscaba un destino para poder inscribir a Torreira, pero se encontró con la marcha de Thomas al Arsenal por el importe de la cláusula y una lesión de Saúl que le tuvo fuera cinco partidos.

En los momentos más difíciles emergió la figura del mexicano, que comenzó a hacerse con las riendas del centro del campo junto a Koke y a distribuir juego en este Atlético más ofensivo y con posesión en sus ataques. Herrera se había ganado un hueco pensando en el partido contra el Barcelona, pero Simeone tendrá que buscar una alternativa para su sostén en el medio y también en la punta de ataque. Kondogbia y Torreira son las dos opciones más naturales, ya que conocen la posición a la perfección. En el caso del primero, es el último en llegar, pero ha cogido ritmo con la selección de la República Centroafricana y desde ayer se entrena con el grupo en Madrid. Sería su primera prueba de fuego como rojiblanco tras tener unos minutos de debut contra el Cádiz.

Torreira tiene como ventaja mayor experiencia con Simeone, ya que llegó un mes antes. El uruguayo debe volver de sus compromisos con la selección, donde en su caso dio negativo en el test de coronavirus pese a tener relación directa con Suárez y en la madrugada de hoy se medirá a Brasil. Otra variante para el Cholo pasaría por situar a Saúl junto a Koke en el doble pivote y dejar las bandas para dos jugadores ofensivos como viene haciendo gran parte de la temporada. Sin embargo, la enfermedad de Suárez puede llevar a Llorente a jugar arriba y Carrasco sale de lesión, aunque desde ayer está con el grupo y suele dejar grandes actuaciones contra los blaugranas. Costa todavía no entrena con sus compañeros y Vitolo sigue lesionado, por lo que las variantes ofensivas se han reducido drásticamente. Para situar dos bandas ofensivas, el Cholo tendría que optar por Correa en la derecha y Lemar o Carrasco en la izquierda, pero parece más probable que ese costado zurdo sea para Saúl.

El Atlético tiene una plantilla con múltiples variantes y todos los jugadores del primer equipo (salvo quizás Saponjic y Manu Sánchez) cuentan con opciones. Sin embargo, el parón internacional ha mermado a un equipo que llegaba al partido contra el Barcelona en pleno vuelo, con buen juego, resultados, goles y divirtiéndose sobre el césped. Simeone cruza los dedos para que no sigan llegando contratiempos, con varios jugadores todavía con partidos pendientes, entre ellos un Oblak que ya se perdió el último partido de Eslovenia por dolores en el hombro y con un Savic que ya está en Madrid a falta de más pruebas médicas para determinar el alcance de sus molestias.