Cambio radical en los planes del Real Madrid con Martin Ødegaard. Cuando todo estaba presto y dispuesto para que se cerrara su segundo año de cesión en la Real Sociedad, el club blanco le ha comunicado al donostiarra que lo va a recuperar y que rompe el pacto al que habían llegado para que jugara dos años cedido a las órdenes de Imanol Alguacil.

En la Real, de hecho, daban por cerrada la operación a falta de que el Real Madrid lo hiciera oficial, algo que esperaban que hiciera a lo largo de esta semana, para que comenzara la pretemporada en Zubieta. De hecho, la propia Real había había hablado con Ødegaard y lo había citado el 14 de agosto, siempre y cuando la operación estuviera cerrada. Pero el caso ha dado un giro radical en las últimas horas. Y todo porque Zinedine Zidane, consciente de su enorme nivel, quiere contar con un jugador que es suyo desde esta misma temporada y no esperar otra campaña más.

El Real Madrid tenía la intención de volver a cumplir su palabra, que era dejar a Ødegaard que eligiera también este verano lo que era mejor para su futuro. El noruego ya comunicó a la Real que su intención era la de cumplir su segundo año cedido en San Sebastián, pero faltaba que se lo permitiera el Real Madrid, que en 2019 en un principio había acordado tanto con Ødegaard como con la Real que su estancia como txuri-urdin en calidad de préstamo fuera de dos temporadas, revisable el segundo este verano, algo lógico, además, viendo el impresionante nivel que había ofrecido hasta el confinamiento. Su conversación con Zidane iba a ser crucial en este asunto. A pesar de que un principio quería dejarle elegir, también le dejó claro que le venía preparado para jugar en el Real Madrid, y luego el entrenador francés comunicó a Florentino Pérez que quería contar con Ødegaard esta próxima temporada, por lo que el presidente Del Real Madrid le ha hecho saber a Jokin Aperribay, presidente de la Real Sociedad, que tienen la intención de recuperarle y no dejarlo cedido un segundo año, como era la idea hace unas semanas, e incluso días. El club blanco ya había dado, incluso, su visto bueno a la operación. Y en la Real la esperaban, hasta el punto de pretender que Ødegaard iniciara la pretemporada en Zubieta este viernes. Pero no será así, porque el asunto se ha enquistado en las últimas horas, y ya le empiezan a dar por perdido, pese a la voluntad de Ødegaard de querer seguir en la Real. Esta vez su deseo será más complicado que se haga realidad. Zidane lo quiere a su lado.

Eso sí, el centrocampista noruego no podrá comenzar con normalidad la pretemporada a sus órdenes, porque sigue arrastrando la lesión en su rodilla derecha. Habrá que ver en qué condiciones regresa al trabajo después del tratamiento al que fue sometido en Barcelona antes de comenzar sus vacaciones. La idea, en todo caso, es que vaya aumentando la carga de trabajo de forma progresiva, ir con mucha precaución con su recuperación y ser cautos atendiendo siempre a sus sensaciones, para no poner en peligro de esa forma su participación durante la temporada. El objetivo en todo momento ha sido el de evitar el paso por quirófano para solucionar la tendinopatía rotuliana que sufre. El tratamiento que ha seguido en la Real ha sido ‘vigilado’ en todo momento por el servicio médico del Real Madrid.