La enfermería de la Real Sociedad empieza a tener brotes verdes. En el primer día de entrenamiento de la semana de vuelta de la competición liguera, Imanol Alguacil ve con relativo optimismo la posibilidad de poder recuperar a algunas piezas claves que estaban lesionadas y eran serias dudas para visitar al Valladolid. Es cierto que ninguno de los lesionados ha podido entrenar con el grupo, pero sí que han dado un pequeño paso adelante al avanzar con su trabajo individualizado, algunos de ellos incluso sobre el mismo césped de Zubieta.

Para empezar, tres de los cuatro jugadores que se habían marchado con sus selecciones ya están trabajando en ZubietaDiego Llorente, al no haber disputado ningún minuto con la selección nacional, ha estado ejercitándose al mismo ritmo que el resto de sus compañeros. Pero tanto Mikel Merino, con un papel destacado en los dos partidos de La Roja; y Martin Zubimendi, debutando con la sub-21 como titular, han estado haciendo trabajo de recuperación por precaución. Lo más normal es que este miércoles ya se unan al grupo a las órdenes de Imanol.

Y después, de los lesionados Asier Barrenetxea, Jon Guridi, Nacho Monreal, Joseba Zaldua y Adnan Januzaj han realizado trabajo individual. En el caso del extremo belga y del atacante donostiarra lo han hecho sobre el césped de Zubieta tocando incluso balón a buen ritmo, con lo que su todo transcurre sin sobresaltos, podrían estar disponibles para jugar contra el Valladolid. También Monreal ha tocado balón, así que parece que tampoco está descartado. Veremos cómo evolucionan también el resto de lesionados. Merquelanz, Sangalli, Guevara e Illarramendi sí que están descartados. Ante todos estos problemas con las lesiones, que no son nuevos, Imanol Alguacil ha vuelto a tirar del filial para completar el entrenamiento, con ‘potrillos’ que ha son habituales en las sesiones del primer equipo, como son Olasagasti, Robert Navarro, Pacheco, Blasco, Xeber Alkain, Gonzalez de Zárate, Näis Djouahra y el portero Ayesa.