El presidente del , Josep Maria Bartomeu, habló en los micrófonos de Catalunya Ràdio este martes para explicar detalles sobre el acuerdo al que llegó con los futbolistas y para analizar la situación económica del Barça.

-¿Es necesario el ERTE a los trabajadores?

-La situación es compleja. Es el momento de tomar medidas. Hablamos con los deportistas profesionales para reducir el salario de los jugadores pero también hemos tomado una medida con los empleados. Afecta a todos. Con los jugadores profesionales ha habido un acuerdo.

-Pero entonces si los jugadores se someten, ¿por qué se hace el ERTE?

-Esta situación afecta a todos. No sólo en Can Barça, en toda la sociedad. El objetivo es salir de esta crisis y volver a la normalidad. Los empleados también quieren ayudar al club, lo quieren y es del Barça. Lo importantes es que el Barça siga, que seguirá. Y que tenga viabilidad, que la tiene. En este ERTE que estamos haciendo, los jugadores y el club complementarán con sus salarios para que los empleados puedan cobrar el sueldo completo mientras dura al ERTE.

-El Comité de Empresa dice que no ha recibido ninguna comunicación. ¿El ERTE se hará?

-Òscar Grau, nuestro CEO, ya lleva hablando días con el Comité de Empresa. El ERTE se hará. No sólo porque el club quiera, lo quieren los empleados también. Todos quieren colaborar para que el Barça tenga un ahorro. Desde el día 14 de marzo, el Barça no tiene ingresos. Tenemos un colchón pero necesitamos tomar medidas.

-Pues póngale números. El Comité de Empresa no entiende que con el ahorro de las fichas de los deportistas profesionales no haya suficiente para no evitar el ERTE.

El ahorro es de 16 millones de euros y eso representa un 5,75% anual de los jugadores. Y los 16 millones de euros no son suficientes para evitar el ERTE. Hemos de pensar que el Barça no tiene nada desde el día 14. No tenemos el Museu abierto, los derechos de televisión, el hospitality, las entradas… No son pérdidas. Dejamos de ingresar mucho dinero. No conviene dar cifras, pero con estas medidas que tomamos con los deportistas profesionales y los trabajadores, mitigamos las pérdidas. Esperemos que esto dure 60 días como mucho. No son medidas desesperadas. Lo que está haciendo el Barça es lo que están haciendo los grandes clubes de Europa. El Bayern, el Lyon, la Juventus.

-Messi les criticó por ponerles bajo la lupa.

-Los jugadores nunca se negaron a reajarse el sueldo. En ningún momento. El 20 de marzo, hubo una reunión en la que admitieron.

-¿Por qué dijeron pues que se haría sí o sí el ERTE?

-Con la normativa actual de estado de alerta, los clubes pueden hacer un ERTE. Se podía hacer sin el acuerdo de los jugadores. Pero no es fácil para un colectivo de jugadores que no se pueden ver, llegar a un acuerdo. Tienen que tener charlas y ha durado diez días. Lo importante era un acuerdo. A mí no me consta que hubiese jugadores en desacuerdo, pero tenían que hablar con los compañeros. Han estado hablando. Estos días ha habido muchos nervios en la sociedad y ha habido gente de dentro y de fuera del club, que no tenía la información y ha opinado demasiado.

-¿Quién ha hablado demasiado?

-Siempre hay gente. Y ha sucedido. Gente de dentro del club y de fuera del club que ha hablado desde fuera sin tener toda la información.

-Se hace difícil pensar que pusiesen trabas a colaborar. Y se ha podido transmitir que eran insensibles. Y eso es lo que se infiere del comunicado de Messi.

-Desde mi punto de vista, su visión fue abierta. Tanto los de fútbol como el resto de secciones. Todos han estado predispuestos a ayudar ante esta falta de ingresos que puede durar mucho tiempo, aunque no lo espero.

-¿Cree que se ha gestionado bien desde dentro del club?

Cada uno sabe qué ha hecho, qué ha dicho, qué ha insinuado. Yo lo que digo es que las conferencias con los capitanes se han hecho con la máxima predisposición. Ha sido modélico cómo se han portado. Y este dos por ciento extra que han puesto los jugadores, es de una generosidad que nos hace estar contentos. Estoy orgulloso de todos.

-¿Qué pasa con la mayoría de los jugadores de baloncesto?

-Hay jugadores que no han dicho que sí. Son muy pocos. No sé el número. Estoy convencido de que todos acabarán diciendo que sí. Pero el club lo hará sin su permiso. Tengo el convencimiento de que poco a poco dirán que sí.

-Mirotic ha sido proactivo.

-No digo cinco. Faltan jugadores que respondan. Con todos ha habido reuniones con los capitanes para explicarle. El club podía hacer el ERTE sin pedirlo, pero el Barça es referente. Y era importante hacerlo de manera negociada.

-¿En junio hubiera entrado en quiebra?

-No entraríamos en quiebra. Pero si hasta junio no se hubiese restablecido nada, pues hubiera habido pérdidas. El club debía tener 1.050 millones. Hasta febrero llevábamos un ritmo superior al que habíamos previsto. Era el ritmo más alto de la historia. Ahora se ha parado. Si no restablecemos la normalidad, evidentemente habrá unas pérdidas. Y por eso estamos haciendo las reducciones.

-¿Las relaciones están tocadas?

-No. Tengo una relación fluida y constante con los capitanes. No sólo para hablar de ese acuerdo. Estoy en comisiones de UEFA, FIFA y hemos hablado de nuevos escenarios, nuevos modelos de competición, fechas. Hablamos a menudo porque es importante saber qué pasará después, cuándo haremos vacaciones. Hay muchas incógnitas porque los escenarios son impredecibles. Esto puede hacer que cambie algunas cosas para nosotros.

-¿En qué está pensando?

-El club habrá que repensarlo. De competición, de organización. Es una responsabilidad estudiarlo y ver cuando baje la pandemia, cómo nos

-¿Qué competición hay que repensar?

-Estamos viendo el Mundial de clubes con 24 equipos, hay que repensar la Champions desde 2024. LaLiga tenemos que acabarla por respeto a todos. Cómo podría afectarla a nivel de ingresos y de aficionados. Hay incógnitas que hay que solucionar.

-LaLiga dice que hay que acabar como sea la competición. ¿El Barça?

El Barça está de acuerdo en acabar LaLiga, la Champions y la Europa League. Veremos cómo lo haremos. Pero haber acordado el cambio de la Eurocopa y la Copa América facilita los calendarios. Pero el Barça quiere hacerlo a puerta abierta. Si hay que alargar dos o tres semanas la competición para que la gente esté en el estadio, es lo que queremos.

-¿Qué están haciendo con la Generalitat?

Estamos en conversaciones. De momento, algún equipo está utilizando las instalaciones. El equipo móvil que lleva jugadores cuando se lesionan jugadores, está en Sant Pau.

-¿Están ayudando a los socios mayores en esta crisis del coronavirus?

-Sí. Hablamos a todo aquel que tiene udas sobre la pandemia. Siempre una persona le da soluciones y le acompaña.