Alex Sola cumple hoy seis meses de su paso por el quirófano para ser intervenido de la rotura del ligamento cruzado y de ambos meniscos de su rodilla derecha, lo que quiere decir que encara ya la recta final de su recuperación. El lateral derecho donostiarra es una de las más firmes promesas de la cantera de Zubieta y habrá que ver si sale cedido en busca de minutos o continúa en San Sebastián, a caballo entre el filial y el primer equipo.

Sola se lesionó de gravedad el pasado 4 de julio con el Numancia, donde estaba cedido para continuar con su progresión, después de su debut con la Real en Primera división hace casi ya dos años, el 16 de febrero de 2019, en un 3-0 al Leganés en el que tuvo muy buena nota.

El defensa fue intervenido el 13 de julio del pasado año y desde entonces ha trabajado en Zubieta en una recuperación que entra en la recta final. Necesitado de minutos y tras su buena experiencia en Segunda, todo apuntaría a una posible cesión, pero los problemas que viene arrastrando Joseba Zaldua desde pretemporada, que han dejado solo a Andoni Gorosabel en el lateral derecho, también aconsejan que siga en casa.

De hecho, el que Imanol Alguacil le haya incluido entre los expedicionarios a Córdoba, para disputar la Supercopa, pese a que tiene ficha con el Sanse, aunque contrato con la Real hasta el 2024, podría indicar que la segunda opción es la elegida y que va a estar en la dinámica de la primera plantilla.